Archivo de la etiqueta: dragado

Hay vida más allá del dragado. No podemos quedarnos quietos.

Noticia vista en el correo web digital, adjunto para compartirla.
Entrevista a Manuel Gracia es desde el pasado 30 de junio el nuevo presidente del Puerto de Sevilla.

http://elcorreoweb.es/economia/hay-vida-mas-alla-del-dragado-no-podemos-quedarnos-quietos-BN935939

El dragado del río vuelve a la palestra

La revisión del Plan Hidrológico recibe sobre la bocina un aluvión de alegaciones de los sectores implicados.

Desde que el Tribunal Supremo anulara la inclusión del proyecto de dragado del canal de navegación desde Sevilla a Sanlúcar de Barrameda, por no explicarse o justificarse de forma “específica” en el plan los motivos por los que se quiere realizar esa obra, se produjo una tregua de casi cuatro meses entre las distintas partes implicadas. El final del armisticio tuvo lugar este martes, que era el último día para poder entregar en el registro las alegaciones al Plan Hidrológico del Guadalquivir, que se prevé que esté aprobado antes de fin de año.
La Plataforma Sevilla por su Puerto, formada por la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES), la Cámara de Comercio y los sindicatos CCOO y UGT, presentaron sobre la bocina más de quinientas alegaciones al plan con el objetivo de poder optimizar la ejecución del dragado de profundidad que promueve la Autoridad Portuaria de Sevilla. El presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Manuel Romero, explicó que la inclusión de este proyecto en la actual fase de revisión del plan no supone su autorización definitiva, que está condicionada al cumplimiento de los requisitos de la declaración de impacto ambiental de este polémico dragado, y expuso que su inclusión como alegación subsana uno de los puntos esgrimidos por el Tribunal Supremo, que rechazó el proyecto porque se incluyó como una mera medida complementaria del plan hidrológico vigente. “Comprendemos que fue un error, pero si ahora se cumplen los once puntos de la declaración ambiental, la obra se podrá hacer”. Romero piensa, al igual que la plataforma a favor del dragado del Guadalquivir, que los trabajos “son una actuación como otros en el río”, y está justificado medioambientalmente por la Declaración de Impacto Ambiental.
“Las alegaciones refrendan la importancia del dragado para la economía de Sevilla y su zona de influencia”, señaló el presidente de la Cámara de Comercio, Francisco Herrero. Desde la CES, Miguel Rus reiteró que el objetivo es que se cumplan todas las garantías medioambientales y en coordinación con todas las administraciones, recordando que están a la espera de poder entrevistarse con la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y la ministra de Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, para exponerles el proyecto de dragado. Los representantes sindicales machacaron la idea de que el proyecto es vital para revitalizar la economía y el empleo de la provincia, pero siempre con la “intención de cumplir las prescripciones medioambientales, ya que estamos en disposición de cumplirlas”.
Las alegaciones presentadas ayer no sólo fueron a favor de un dragado que prevé incrementar la profundidad de 6,8 metros a ocho metros en el tramo de la desembocadura en Sanlúcar de Barrameda, y de 6,5 metros hasta los 7,60 metros en el canal fluvial. Las asociaciones agrarias UPA y Areda incluyeron, aparte del rechazo a la profundización del río, una demanda para la modernización de todos los regadíos de la cuenca. “No tiene sentido mantener vivo el dragado sin que antes se produzca una recuperación total de este tramo del río, máxime cuando incluso se han producido pronunciamientos recientes de los tribunales contrarios al proyecto”. Ambas entidades, entre otras propuestas, abogaron también por la reutilización de las aguas regeneradas para la consolidación de regadíos.
A todo esto. La Unesco votará en los próximos días (la fecha límite es el 8 de julio) pedir al Gobierno central que cancele el dragado. Todo viene motivado por las sugerencias realizadas por los observadores de esta organización, que animan a que se aliente “intensamente” al Estado a que mantenga un compromiso “permanente” para la cancelación del proyecto del dragado.

 

Fuente: Diario de Sevilla

El Puerto pide invertir los 37,5 millones del dragado en mejoras de sus instalaciones

Se destinarían a proteger los márgenes del río, actuaciones ferroviarias, la ampliación del Muelle Norte del Batán o el desdoblamiento de la carretera de la esclusa, entre otras obras.

La presidenta de la Autoridad Portuaria de Sevilla,Carmen Castreño, ha solicitado a Puertos del Estado poder invertir los 37,5 millones de Fondos Europeosprevistos para el dragado y otras actuaciones en distintas obras para mejorar sus propias instalaciones y que se desarrollarán en 2015. De  ellos, 14 millones de euros irían a la protección de las márgenes del río Guadalquivir y otros 14 millones para actuaciones ferroviarias. También, se ejecutaría la ampliación del Muelle Norte del Batán, el desdoblamiento de la carretera de la esclusa, la mejora del entorno de la zona de astilleros o la ampliación de la terminal de pasajeros para cruceros, entre otros.

 

La presidenta del Puerto deja para 2016 el proyecto del dragado, que será cuando se aprueben las disposiciones del Plan Hidrológico del Guadalquivir, anuladas por el Tribunal Supremo. “La revisión del Plan Hidrológico se realizará a principios de 2016, por lo que se trata de una nueva anualidad y se podrá acometer el dragado de profundización, para el que ya se han solicitado a Europa fondos para la segunda fase, que serían financiados por ésta al 20% y el otro 80% sería a cuenta del promotor”, explica Castreño, que sentencia que “el Puerto se prepara para llevar a cabo ese dragado en 2016, teniendo en cuenta que la declaración de impacto medioambiental está vigente”.

 

En este sentido, ha indicado en rueda de prensa que la semana pasada ya se procedió a pedir aPuertos del Estado estas actuaciones y ahora el citado organismo ha de comunicar si las autoriza para proceder a su ejecución de forma inmediata. Detalla que del montante total sólo 20 millones eran concretamente para el dragado de profundización, mientras que señala que se emplearán 14 millones, que se espera comenzar a ejecutar antes del verano, a la margen derecha de Doñana y a otras 25 actuaciones a lo largo de todo el río, “acordadas con los regantes y municipios para identificar las zonas en peor estado”.

 

En cuanto a la margen de Doñana, recuerda que la Junta andaluza aún a dar el visto bueno, mientras que el resto de actuaciones dependen del Estado. La presidenta portuaria detalla que la actuación en Doñana, que se prevé que se alargue entre cinco y seis meses, se ha de licitar, tras pasar el trámite del Consejo de Participación de Doñana, que espera que se celebre antes del verano para que dé tiempo a ejecutarlo.
Viarios, ferrocarril y cruceros

 

Los 14 millones para nuevos viarios dentro de la zona portuaria sería para cerrar el anillo interno de comunicación del Puerto y adecuar la terminal ferroviaria al estándar europeo, incluyendo una tercera vía de hasta 750 metros a las dos actuales de 450 metros. Castreño recuerda que en los últimos años ha crecido el tráfico de mercancías y Sevilla se sitúa ya como cuarta en este sentido por ferrocarril a nivel nacional.

 

El Puerto acometería, por nueve millones, mejoras funcionales como la ampliación del Muelle Norte de la dársena del Batán para que se admitan todo tipo de mercancías, ya que se hizo en entre los años 60 y 70, cuando “los requerimientos eran distintos”, así como adecuar el drenaje de la red. Además, se adaptaría la zona de astilleros para impulsar su uso industrial, con la adaptación de sus instalaciones eléctricas y de saneamiento para cubrir las necesidades de las empresas.

 

Paralelamente, se emplearía un millón más en ampliar la terminal de pasajeros para cruceros y la urbanización del entorno, incluyendo actuaciones para su adaptación a las personas con movilidad reducida, teniendo en cuenta “que cada vez llegan más cruceros y somos ya el tercer puerto andaluz en este aspecto”, algo que considera potenciado con las labores de promoción que se están llevando a cabo y la nueva esclusa.

 

Los últimos nueve millones se ejecutarían en mejoras de la red de comunicación interna del puerto, como son las actuaciones en el trazado ferroviario entre Torrecuéllar hasta la dársena del Batán; para la mejora y modernización del tráfico ferroviario del Muelle de las Delicias o la mejora de otras vías. Destaca especialmente el desdoble de la carretera de la esclusa, ya que es la única del Puerto que tiene un solo carril por sentido y que cuenta con un tráfico importante, que se prevé incrementar con la puesta en servicio de la zona franca.

 

“Todos los fondos que venían de Europa se quedarán en Sevilla, lo que era nuestra preocupación e interés”, sentencia, recordando que su ejecución ha de estar, como máximo, el 31 de diciembre de 2015, por lo que “todos los servicios de la Autoridad Portuaria están trabajando a toda máquina”. Insiste en que no se trata de “obras inventadas deprisa y corriendo, sino previstas entre 2015 y 2018 y necesarias, cuyas anualidades se adelantan.

 

Castreño espera que Puertos del Estado “aligere” el visto bueno a las actuaciones para que “los fondos se queden en Sevilla”, recordando que el resto de puertos ya ha contado con fondos europeos adjudicados y la capital andaluza “no puede ser la desfavorecida en esto”. “Si hubiera alguna obra que no apruebe el Estado, tenemos otras obras. Puertos del Estado no tiene razón alguna para decir no a las obras. Sería insólito”, sentencia.

 

Por otra parte, Castreño ha sido preguntada por la ampliación de la actividad de Astilleros del Guadalquivir, ante lo que ha asegurado que será estudiado cuando sea presentada la petición, subrayando la apuesta del Puerto por el impulso de la actividad industrial. Ha mostrado su “alegría” por la llegada de contratos para la construcción de barcos y afirma que desde el Puerto “se favorecerá a toda aquella empresa que se quiera instalar”, destacando las características de este espacio portuario. “Existe una inyección de optimismo en estos momentos ante la apuesta fuerte por la internacionalización de las empresas”, concluye.

Los empresarios de Sevilla creen que el dragado del Guadalquivir aún es posible

 

El presidente de la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES), Miguel Rus, llamó ayer a la calma sobre las consecuencias que tendrá la sentencia del Tribunal del Supremo que anula el dragado en el Plan Hidrológico del Guadaquivir. «Todavía no conocemos la sentencia, lo que transmite el extracto es que no se ha justificado de forma especifica en el plan hidrológico y eso es algo susceptible de reparar y desarrollar». incidió Ruz.
Recordó el presidente de los empresarios sevillanos que la declaración de impacto ambiental del dragado está aprobada desde 2003 y que, de los once puntos que recogía, sólo están pendiente el octavo, la aprobación de proyecto de las márgenes, que se envió en noviembre a la consejería de Medio Ambiente y del que se espera una resolución.
Al hilo de esa sentencia del Supremo, el presidente de los empresarios reclamó a las administraciones públicas «responsabilidad»en torno a un proyecto que, dijo, es imprescindible para el crecimiento de Sevilla, «para que no se nos queden en el camino 27 o 28 proyectos en desarrollo» —aludía a la zona franca y otras iniciativas para la implantación de empresas en el puerto— en una provincia donde, recordó, hay tanto paro.
A este respecto la Plataforma Sevilla por su Puerto, que agrupa a empresarios, sindicatos y entidades a favor del dragado como algo fundamental para la actividad portuaria, tiene previsto reunirse el martes para reclamar de nuevo un impulso al proyecto.
Respecto al estuario, el presidente de la CES recordó que el proyecto de dragado de profundización del Guadalquivir de momento ha servido para que hace año o y medio se crease una comisión específica para actuar en el río, por cuya recuperación, señaló, «estamos todos».
A pesar de todo y de los muchos problemas en torno al dragado del Guadalquivir, Ruz se mostró confiado en que el puerto seguirá garantizando la navegabilidad del río, incluido, recordó, en la red de transporte transeuropea.

Fuente: ABC Sevilla

rio2

El Puerto defiende que el nuevo proyecto de márgenes recupera las orillas del río

La presidenta, Carmen Castreño, dice que el segundo es más completo y espera su aprobación por la Junta, el Consejo de Doñana y el Ministerio para comenzar el dragado.

La presidenta del Puerto de Sevilla desveló este jueves algunos detalles del nuevo proyecto de protección de márgenes del estuario del río (de Sevilla a Sanlucar) y de Doñana que acaba de presentar a la Junta de Andalucía para su aprobación. El primer proyecto fue rechazado por la administración andaluza y por el Consejo de Participación de Doñana debido a las deficiencias que presentaba y a que no se ajustaba al dictamen de los científicos.
El Puerto necesita el visto bueno a su documento al ser un requisito previo y obligatorio para acometer la ampliación del canal de navegación, el llamado dragado de profundización.
A preguntas de la prensa al término de una conferencia ofrecida en el Forum EuropaCarmen Castreño respondió este jueves que este nuevo documento es más completo al tener una memoria ambiental “muy amplia” con las consecuencias del dragado y con las medidas para evitar las incidencias, y añadió que aporta “una defensa activa” de las márgenes “al combinar tablestacas en zonas de curva del estuario para lograr que se deposite arena en la margen y se recupere”. La presidenta admitió que su primer proyecto sólo frenaba la erosión con “una defensa pasiva en las márgenes”. El segundo proyecto se ha hecho de la mano de los técnicos de Medio Ambiente de la Junta, con lo que debería ser del agrado de la administración andaluza. “Si estiman que todo es correcto dragaremos”, declaró Castreño. Aún no hay fecha sobre cuándo se reunirá la Comisión de Participación de Doñana para estudiarlo. Aparte de enviarlo a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta, ha entregado una copia al Ministerio de Medio Ambiente y a Puertos del Estado.
Castreño dedicó buena parte de la conferencia a explicar con detalle la necesidad del dragado(ampliar el canal de 6 metros actuales a 8 metros) y la opción de menor impacto de 0,85 centímetros de profundidad que se acometerá en 2015 y el resto entre 2016 y 2017. Aseguró que el Puerto plantea “una actuación discreta” para ganar profundidad en el canal de navegación por donde ahora sólo pueden entrar barcos “descatalogados” con mínima carga. “No proponemos que entren los barcos gigantes, sino los de tamaño estándar que se mueven en Europa. No queremos ir siete escalones por delante, sino salir de los barcos descatalogados”. Y añadió que la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) es “absolutamente garantista del medio ambiente y garantiza la defensa de Doñana”. Y concluyó que “los problemas que hay en el estuario no tienen que ver con el dragado” y que hay empresarios que ya han preparado sus infraestructuras para acoger más mercancía por si se draga.

Fuente: Diario de Sevilla

El Puerto gana la primera batalla a los ecologistas contra el dragado

La Audiencia Nacional desestima el recurso de WWF contra la autorización ambiental de 2003.

La presidenta del Puerto de Sevilla, Carmen Castreño, celebró ayer como “buena noticia” la sentencia de la Audiencia Nacional que ha rechazado el recurso de los ecologistas contra el permiso ambiental que el Ministerio concedió en 2003 al proyecto inicial del dragado del río y consideró que tiene vía libre para ampliar el canal de navegación una vez superado este escollo judicial. Según Castreño, la sentencia viene a decir que la autorización ambiental del Ministerio está plenamente en vigor y no cabe tener en cuenta el informe de la Comisión Científica que en 2010 desaconsejó el dragado.

Por contra, la organización ecologista WWF España, que presentó el recurso, se sorprendió ayer de que el Puerto celebre la sentencia y advirtió que la batalla judicial no ha terminado: recurrirán ante los tribunales el proyecto definitivo del dragado que tiene que presentar el Puerto al Ministerio para su autorización. WWF interpreta que la sentencia es “bastante negativa para los intereses portuarios” porque ratifica que el proyecto definitivo de dragado “deberá integrar los contenidos de la declaración de impacto ambiental (DIA), incluido el informe de la Comisión Científica”.
Pero ¿quién dice la verdad de las dos partes en litigio? Objetivamente el Puerto ha ganado la primera batalla judicial a los ecologistas, pero quedan más. El fallo de la Audiencia Nacional, emitido el 24 de octubre de 2014 por la sección primera de la sala de los contencioso-administrativo, desestima el recurso por cuestiones formales: las declaraciones de impacto ambiental son trámites que no pueden recurrirse de forma autónoma, según el texto analizado por este periódico. “Según ha establecido la jurisprudencia, las declaraciones de impacto ambiental son actos de trámite simples y no resultan susceptibles de recurso autónomo o independiente de la resolución final del procedimiento de autorización de la obra o actividad”, asegura la sentencia en sus fundamentos de derecho.

La Audiencia no entra en el fondo de la cuestión: si puede o no hacerse el dragado, sino únicamente en si puede impugnarse una Declaración de Impacto Ambiental. El Alto Tribunal aclara que lo único que puede impugnarse es el proyecto posterior que se elabore sobre la base de esta autorización. “La impugnación del hipotético acto administrativo autorizatorio del proyecto sería el cauce mediante el cual deberían oponerse las objeciones medioambientales que se estimaren oportunas, tanto frente a la propia declaración de impacto ambiental como al proyecto”. Por eso los ecologistas anuncian que recurrirán en los tribunales el proyecto definitivo del dragado que presente el Puerto al Ministerio para su aprobación.
Respecto al dictamen de 2010 de la Comisión Científica que no gusta nada a la presidenta del Puerto, la Audiencia Nacional considera que “se contemplaba en la propia Declaración de Impacto Ambiental, en el procedimiento de elaboración y aprobación del proyecto de ejecución correspondiente”. Por tanto, ratifica que no puede obviarse por el Puerto en su proyecto del dragado.

Pero a su vez agrega que ese dictamen de la Comisión Científica no altera la autorización ambiental que dio el Ministerio.”El contenido de dicho informe no hace inoperante la Declaración de Impacto Ambiental ni altera su naturaleza meramente instrumental”, reza el texto.
La presidenta del Puerto rechazó ayer el dictamen de la Comisión Científica, en un acto organizado a favor del dragado por la Plataforma Sevilla por su Puerto, con el argumento de que “no dice lo mismo exactamente que el estudio de los científicos dirigido por el catedrático Miguel Losada”.

Castreño elogió el estudio del CSIC dirigido por Losada al calificarlo como “un hito en Andalucía y a nivel internacional que le sirve a la Autoridad portuaria para muchos trabajos y para continuar los estudios”. La paradoja es que este informe que elogia sirvió a la comisión científica para emitir en 2010 el dictamen que desaconseja el dragado por el momento.

Fuente: Diario de Sevilla

El Estado baraja dragar el río sólo 0,85 metros para no perder los fondos UE

Se ampliaría la profundidad del canal de navegación de los 6 metros actuales a casi 7 metros y se retrasaría a 2017 el proyecto original Se esperará al plan de defensa de márgenes

La Administración estatal, que gestiona el Puerto de Sevilla, se propone acometer un dragado de profundización del canal de navegación del Guadalquivir de sólo 0,85 metros para no perder los fondos europeos destinados a esta obra, que deben gastarse antes del 31 de diciembre de 2015. El objetivo es dinamizar la actividad del Puerto teniendo en cuenta también que la zona franca de Sevilla debe empezar a funcionar el año que viene.
Ampliar el canal en casi un metro de profundidad, pasando de los seis metros que tiene actualmente a casi siete metros, es la solución intermedia de dragado que baraja Puertos del Estado mientras se tramita la obra a mayor escala del Puerto sevillano, según pudo saber ayer este periódico. La idea es afrontar ahora esta actuación de menor entidad que permita la entrada de buques más grandes y dejar para más adelante (años 2017 y 2018) el proyecto original del Puerto de Sevilla de ganar dos metros más de profundidad al canal de navegación del estuario del río.
La noticia del dragado de 0,85 metros ya se trasladó el viernes de la semana pasada a las empresas que integran la Comisión de Servicios Portuarios de Sevilla en la reunión que celebraron en la avenida de La Raza. La propuesta fue acogida con satisfacción por el sector portuario por considerarlo una solución de urgencia a los problemas de navegación en la ría: los buques que llegan a Sevilla deben limitar al máximo su carga para no encallar.

Que el Ejecutivo central apuesta decididamente por el dragado del Guadalquivir lo dejó ayer claro el presidente de Puertos del Estado, José Llorca, tras reunirse en Sevilla con los presidentes de las autoridades portuarias andaluzas. En rueda de prensa, Llorca declaró sobre el dragado de profundización que “es imprescindible para el futuro del Puerto, para que puedan acceder buques de mayor calado que representan menos costes de transporte. La esclusa tiene que ser complementada con la profundización del dragado”.

El presidente de Puertos de Estado destacó que una prórroga de los fondos europeos del dragado más allá de 2015 “sería pequeña”, por lo que calificó de “imprencindible” aprovechar ahora que Bruselas concede un 80% del coste total de la obra con la condición de acabarla antes del 31 de diciembre de 2015.

Llorca señaló que el Puerto de Sevilla tiene muchas posibilidades de aumentar sus tráficos con la nueva esclusa y la zona franca. “Para el Puerto de Sevilla era fundamental una nueva esclusa que permitiera barcos de mayor eslora y manga. Los puertos son dinamizadores de la actividad económica y el empleo” de la zona.

Para Puertos del Estado, el proyecto de defensa de las márgenes del estuario, cuya nueva redacción está terminando el Puerto de Sevilla, es el único requisito medioambiental que queda para cumplir con la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) que el Ministerio otorgó en su día al proyecto del dragado. “Queda que la Junta apruebe los nuevos proyectos de defensa de las márgenes de Doñana y del canal. Es el último eslabón que falta para cumplir las condiciones de la DIA. Si se cumplen todos los condicionantes, como así esperamos, se puede avanzar en el dragado”, dijo.

En las próximas semanas, el Puerto de Sevilla espera entregar su segundo proyecto de defensa de márgenes a la Junta para su aprobación. Según Llorca, actualmente el proyecto se encuentra en el “estricto cumplimiento” de las medidas medioambientales, en lo que denominó como una fase “muy avanzada” para que pueda cumplirse si “así lo decide” la Junta.

El primer proyecto de defensa de márgenes fue rechazado por la Junta, mientras el actual cuenta con un presupuesto más elevado (11 millones) y el asesoramiento de los expertos de la Junta.

Llorca no citó siquiera como segunda condición previa obligatoria, antes de dragar, la obra para proteger del agua salada los cultivos del arroz del Bajo Guadalquivir. El Ministerio de Medio Ambiente, sin embargo, sí ha destacado siempre el plan de modernización de riego del arroz como una de las obras que hay que acometer antes de dragar el río. Se trata de tuberías para llevar directamente el agua dulce del río a los cultivos, una obra valorada en 100 millones de euros.

Los arroceros de la organización UPA y de la Asociación de Regantes de Andalucía (Areda) advirtieron esta semana en rueda de prensa que denunciarán ante Bruselas la obra del dragado al día siguiente de que comiencen, si se inician sin las dos medidas compensatorias previas: proteger las márgenes del río y modernizar el riego del arroz.

Fuente: Diario de Sevilla

El presidente del Puerto anuncia el inicio de la obra para 2011 y la concesión del acuario

imagen puerto

Las obras del dragado de río son «inminentes» al contar con informe medioambiental favorable, según confirmó ayer el presidente de la Autoridad Portuaria, Manuel Fernández, tras la reunión del Consejo de Administración del Puerto de manera celebrada de forma extraordinaria en las instalaciones de la nueva esclusa. Fernández insistió en que la obra tiene todos los parabienes de los informes de impacto medioambiental desde 2004 y que «sería una locura que se retrasara por la opinión de dos o tres» en clara referencia a la oposición de colectivos ecologistas. «De ser así —precisó— se crearía una gran inseguridad jurídica» por lo que apeló a la sensibilidad de los jueces «porque aquí denuncia cualquiera».
Fernández explicó que el dragado se hará por zonas puntuales que lo necesitan hasta alcanzar los 8 metros de profundidad y que para el año que viene hay un presupuesto de 11 millones de euros destinados a unas excavaciones que durarán cuatro meses. Dijo que no entiende el revuelo que se origina cuando el dragado de un río es algo normal que se hace constantemente ya que de no ser así «dentro de 100 ó 200 años en vez de un río habría una carretera».

Sigue leyendo