El Supremo anula el dragado del puerto de Sevilla por su repercusión en Doñana

El tribunal estima parcialmente el recurso que presentó WWF-Adena contra el Real Decreto por el que se aprobó el Plan Hidrológico del Guadalquivir y declara nula la calificación de la obra como “medida complementaria”.

El Tribunal Supremo ha declarado la nulidad del dragado del canal del Puerto de Sevilla, en el río Guadalquivir, por su repercusión sobre el entorno del Parque Nacional de Doñana. La sentencia de la sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo estima parcialmente el recurso que presentó la asociación ecologista “www-adena” contra el Real Decreto 355/2013 de 17 de mayo por el que se aprobó el Plan Hidrológico del Guadalquivir. También se declara la nulidad de lacalificación de dicha obra de dragado como “medida complementaria”, informó hoy el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

El dragado del canal que ahora se declara nulo preveía incrementar la profundidad de 6,8 metros a 8 metros en el tramo de la desembocadura. Y de 6,5 metros hasta los 7,60 metros en el canal fluvial. El alto tribunal se basa en la Directiva Marco de Agua (art. 4.7) y en el Reglamento de planificación Hidrológica (art 39.2) para concluir que no se han explicado o justificado, de forma “especifica” en el plan, los motivos por los que se realiza esa obra que ocasionará modificaciones o alteraciones de las masas de agua, con el consiguiente deterioro y su repercusión sobre uno de los enclaves más protegidos de Europa, el parque nacional de Doñana.

La Sala considera que esa explicación, que se impone cuando se prevén actuaciones que empeoran el estado de las masas de agua, no puede hacerse con posterioridad al plan. Y no puede hacerse por tres razones. La primera, porque expresamente lo impiden los artículos antes citados. La segunda, porque esta anticipación de la decisión ambiental en el momento en que se aprueba el plan y no después cuando se aprueba el proyecto, es la única acorde con la evolución de las normas ambientales. Y por último, porque la solución contraria privaría eficacia al contenido del plan y resultaría incompatible con su naturaleza como un verdadero plan de actuación.

Los jueces incluirán en la sentencia que los informes técnicos como el de la Comisión Científica, cuyo dictamen advierte de las consecuencias nocivas para el medio ambiente en el estuario de Doñana, “que en la situación actual el dragado de profundización se ha demostrado incompatible con la conservación del estuario y por lo tanto de Doñana”. El texto de la sentencia se conocerá en los próximos días.

Fuente: Diario de Sevilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *