El Puerto defiende que el nuevo proyecto de márgenes recupera las orillas del río

La presidenta, Carmen Castreño, dice que el segundo es más completo y espera su aprobación por la Junta, el Consejo de Doñana y el Ministerio para comenzar el dragado.

La presidenta del Puerto de Sevilla desveló este jueves algunos detalles del nuevo proyecto de protección de márgenes del estuario del río (de Sevilla a Sanlucar) y de Doñana que acaba de presentar a la Junta de Andalucía para su aprobación. El primer proyecto fue rechazado por la administración andaluza y por el Consejo de Participación de Doñana debido a las deficiencias que presentaba y a que no se ajustaba al dictamen de los científicos.
El Puerto necesita el visto bueno a su documento al ser un requisito previo y obligatorio para acometer la ampliación del canal de navegación, el llamado dragado de profundización.
A preguntas de la prensa al término de una conferencia ofrecida en el Forum EuropaCarmen Castreño respondió este jueves que este nuevo documento es más completo al tener una memoria ambiental “muy amplia” con las consecuencias del dragado y con las medidas para evitar las incidencias, y añadió que aporta “una defensa activa” de las márgenes “al combinar tablestacas en zonas de curva del estuario para lograr que se deposite arena en la margen y se recupere”. La presidenta admitió que su primer proyecto sólo frenaba la erosión con “una defensa pasiva en las márgenes”. El segundo proyecto se ha hecho de la mano de los técnicos de Medio Ambiente de la Junta, con lo que debería ser del agrado de la administración andaluza. “Si estiman que todo es correcto dragaremos”, declaró Castreño. Aún no hay fecha sobre cuándo se reunirá la Comisión de Participación de Doñana para estudiarlo. Aparte de enviarlo a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta, ha entregado una copia al Ministerio de Medio Ambiente y a Puertos del Estado.
Castreño dedicó buena parte de la conferencia a explicar con detalle la necesidad del dragado(ampliar el canal de 6 metros actuales a 8 metros) y la opción de menor impacto de 0,85 centímetros de profundidad que se acometerá en 2015 y el resto entre 2016 y 2017. Aseguró que el Puerto plantea “una actuación discreta” para ganar profundidad en el canal de navegación por donde ahora sólo pueden entrar barcos “descatalogados” con mínima carga. “No proponemos que entren los barcos gigantes, sino los de tamaño estándar que se mueven en Europa. No queremos ir siete escalones por delante, sino salir de los barcos descatalogados”. Y añadió que la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) es “absolutamente garantista del medio ambiente y garantiza la defensa de Doñana”. Y concluyó que “los problemas que hay en el estuario no tienen que ver con el dragado” y que hay empresarios que ya han preparado sus infraestructuras para acoger más mercancía por si se draga.

Fuente: Diario de Sevilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *