CARMEN CASTREÑO, PRESIDENTA DE LA AUTORIDAD PORTUARIA DE SEVILLA

CARMEN CASTREÑO, PRESIDENTA DE LA AUTORIDAD PORTUARIA DE SEVILLA, RESPONDE A LAS PREGUNTAS SOBRE LOS NUEVOS PROYECTOS A LLEVAR A CABO EN EL PUERTO.

La presidenta del Puerto de Sevilla, Carmen Castreño explica los proyectos de futuro de un recinto con 850 hectáreas –es el tercero más grande del país–, que genera 12.000 puestos de trabajo y que afronta retos tan importantes como el dragado de profundización del río Guadalquivir. Una obra «clave» para el Puerto que debe hacerse, dice, porque «no puede haber antagonismo entre crecimiento económico y sostenibilidad ambiental».

¿Está listo ya el proyecto de recuperación de las márgenes del río, paso previo para poder plantear el dragado de profundización?

Aún no, estamos trabajando y agradezco la ayuda de la consejería. Espero tenerlo pronto.

¿Habrá prórroga, como solicitó, para los fondos europeos?

Prórroga no va a haber. Que yo sepa, no.

Es un revés importante.

Estamos estudiando los plazos y vamos a ver si lo conseguimos. En otoño ya diremos qué vamos a hacer, cómo queda el proyecto.

¿Cómo pretende hacer el dragado si apenas queda un año? La obra tiene que estar acabada y pagada el 31 de diciembre de 2015.

Vamos a intentarlo. Sólo hubo prórroga de dos meses para la auditoría y justificaciones.

¿De verdad cree que el dragado estará terminado en esa fecha?

Vamos a tener confianza y aprovechar al máximo los fondos. Cuando esté el calendario lo contaremos.

¿Va a redimensionar o rebajar el proyecto?

Vamos a verlo primero, no lo sé, pero el proyecto es el que es. Hay que dragar para subsistir. También hemos pedido a Puertos del Estado la ampliación del dinero para las márgenes de Doñana y distintos puntos del resto de las orillas de aquí a Sanlúcar y tenemos siete millones más. Habrá tres millones para Doñana y siete para las otras zonas. Sólo el dragado costará 40 millones de euros y la Unión Europea pone un 80 por ciento de todo.

¿Cree que el Consejo de Participación de Doñana, el ministerio y la Junta dirán que sí? El rechazo ahora es contundente. ¿Cree que falta voluntad política?

Hace falta de todo. Me reuní con la consejera, arroceros y alcaldes y les expliqué el proyecto. No tiene por qué haber antagonismo entre crecimiento económico y sostenibilidad ambiental. Les hemos explicado la obra porque el rechazo se produce porque no se sabe qué vamos a hacer. Y la respuesta fue buena. Saben escuchar y resolvimos sus dudas. Queremos ser la autoridad portuaria del estuario, no sólo de Sevilla. Por eso pedimos esos siete millones para esas márgenes. Queremos encargarnos del estuario, sin imponer nada.

¿Cuántos empleos podría generar el dragado?

Los estudios que tenemos son de hace algunos años, pero podría duplicar la actividad actual del Puerto y llegar a los 20.000 empleos al menos, no el primer año, pero sí en quince o veinte años. Ahora el Puerto genera 12.000 empleos directos, indirectos e inducidos. El dragado tiene dos vertientes: es necesario para conservar lo que tenemos y es una oportunidad para el futuro. En primer lugar, tenemos que mantener lo que hay y para eso hay que evolucionar. Los barcos han cambiado. Va a ser muy difícil mantener el Puerto de Sevilla con lo que tiene, aunque la esclusa nos ha dado un poquito de oxígeno.

El Puerto ha vivido una gran transformación en los últimos años pero, además del dragado, ¿qué proyectos tiene usted en cartera?

Por su repercusión, no por coste, el más importante es la conexión ferroviaria directa con La Salud. Su presupuesto sería de unos 15 millones de euros y significaría evitar los retrasos que nos provoca el tráfico de trenes de pasajeros. Reduciría tiempo y coste. El Puerto movió más de mil trenes el pasado año, casi tantos como barcos. Y hemos crecido este año. Comparándonos con el puerto de Barcelona, el primero, hacemos un 30 por ciento. Estamos en los primeros puestos del ranking español. Como estamos ahora crecer en número de trenes es muy difícil. Los puertos más modernos tienen que ofertar al cliente, a su entorno económico, las mejores condiciones y los máximos servicios. Hay que ofrecer tren y enlace directo con carretera, porque también es importante el enlace con la SE-40.

¿Qué respuesta ha obtenido del ministerio?

En principio bien. Tenemos una reunión prevista para ver cómo articulamos este proyecto y espero que pronto tengamos una respuesta positiva.

Sería un gran aliciente para que la Zona Logística crezca.

Nuestra Zona Logística es la segunda de los puertos españoles y la primera de los andaluces. Tenemos empresas de primer orden, de ahí la importancia del ferrocarril y el tráfico de contenedores.

El proyecto Sevilla Park ha recibido contundentes alegaciones, por ejemplo, de Ecologistas en Acción que cree que no cumple la Ley de Puertos y que requiere un cambio en el PGOU.

En la zona entre el área industrial y la más urbana siempre se apuesta por el tráfico de cruceros porque es compatible con otras muchas actividades. El Puerto de Barcelona hizo Port Vell. Esto es mucho más modesto, pero es lo mismo en esencia. Hay un acuario, una noria, dos restaurantes, clubes con atraques… y si, además, se puede ir al concierto de Beyoncé, pues mejor.

¿Corre peligro Sevilla Park por la lentitud administrativa?

Ahora mismo no hay retraso. El Ayuntamiento está de acuerdo con nosotros. Hay que cumplir todos los trámites y no hay que cambiar el PGOU. Es una modificación no sustancial del Plan Especial del Puerto. Luego viene el trámite de la concesión y los inversores lo saben. Lo importante es que vean que se está moviendo, que no estamos parados.

¿Cuándo puede estar listo todo el proceso administrativo para que arranque el proyecto?

A principios del año que viene puede estar toda la tramitación terminada.

Haciendo un recorrido por el Puerto y las zonas sin explotar, ¿qué prevé para la avenida de las Razas y el solar, ahora parking, junto al Club Mercantil?

Nosotros damos concesiones administrativas. Si recibimos una oferta por un terreno lo publicamos en el BOE y, si no hay más ofertas, se adjudica. Si hay más interesados, se hace un concurso. Si el Club Mercantil quiere ese terreno, pues que lo pida. Se ha abierto un aparcamiento para adecentar la zona y prestar un servicio que, evidentemente, no será su destino final. Este empresario vino y nos hizo esta oferta. Por otro lado, la venta de las naves de la avenida de la Raza iba a aligerar la carga financiera que supone la nueva esclusa, pero está parada porque la crisis económica bajó las expectativas y ralentizó todo. Pero su destino es ese, la enajenación. También tenemos un edificio vacío para alquilar o vender en la zona. Trabajamos en ello y parece que hay movimientos ya.

Queda mucho suelo por desarrollar, sobre todo por la zona más alejada de la ciudad.

Los Puertos tienen que tener zonas para desarrollarse. Los que están en el mar ganan terreno a la costa con obras costosísimas, pero nosotros tenemos terreno porque somos el tercero más grande en superficie de España, tras los de Huelva y Barcelona. Tenemos que ir llenándolo, sí, pero con esas perspectivas de futuro.

¿Cómo ha ido en el primer semestre del año el tráfico de mercancías?

Ha sido un año muy bueno. En 2014 ha subido un 15 por ciento el tráfico de contenedores. Somos el décimo sistema portuario en tráfico de contenedores de España, de 28 autoridades portuarias.

Pero los datos de los cruceros en 2014 son negativos.

No. Es cierto que bajamos un 16 por ciento en pasaje, pero registramos el mismo número de escalas: 37 en lo que va de año, igual que en 2013. No hemos bajado en número de barcos que atracaron aquí. De hecho, a final de año haremos una escala más que en 2013. Eso sí, los cruceros que han llegado este año han sido más pequeños, con menos pasajeros, aunque hay que destacar que la estancia en Sevilla es generalmente más larga que en otros puertos, por el atractivo de la ciudad. Además, hemos tenido que decir que no a The World, porque no cabe por su calado en la vía navegable. En 2015 ya hay nueve confirmados.

¿Hay ofertas empresariales para instalarse en los terrenos del antiguo Astillero?

El Astillero usaba la mitad del terreno en los últimos años, unos 150.000 metros cuadrados. Ya tenemos instalados allí a TECADE, que nos ha pedido una ampliación, el dique seco está en autorización para la construcción de tres barcos y tenemos alguna petición más. Aun en momentos difíciles, de esos 150.000 metros cuadrados, entre adjudicado y lo que tenemos encima de la mesa con visos de materializarse, estamos cerca de 50.000 metros cuadrados, un 30 por ciento del terreno del Astillero que se usaba. Para el resto del suelo hay otras propuestas de inversores; o una ampliación de la zona logística o bien una terminal.

¿En qué consisten esas ofertas?

Hay cosas que se están movimiento pero no se puede contar nada todavía. Además, hay que recordar que nos quedamos con dos grúas y dos naves enormes de Astilleros gracias a una inversión de tres millones de euros. Y le están viniendo muy bien a TECADE, que las usa por una concesión. La industria, la que quedó, a nivel de empleo estable y pago de salarios, ha sostenido mucho mejor la crisis que el resto, por eso hay que dedicarle muchos esfuerzos a la reindustrialización.

En los suelos de la futura zona franca ya existen seis empresas, más la de desguace de barcos instalada en la antigua esclusa, ¿cuántas más se sumarán?

El Puerto ya ha puesto mucho en la zona franca, lo primero, el suelo. Y la mitad de las 70 hectáreas ya está urbanizada y con empresas. A dios lo que es de dios y al césar lo que es del césar. La terminal movió cerca de 400.000 toneladas el pasado año. Y parece que la Autoridad Portuaria pasaba por allí.

¿Y por qué el ministerio os dejó fuera del Consorcio?

Pues de verdad que no lo sé. Vamos a pensar que era un error de verdad. Con todo, la Autoridad Portuaria no está parada, seguimos trabajando en este tema. Además, al nutrirse de parte del impuesto de sociedades de las empresas instaladas, esta zona franca ya nace con una gran ayuda económica porque tiene ya siete empresas.

¿Sabe cuándo se subsanará el error en el BOE?

No sabemos nada más.

¿Cuándo se pondrá en marcha?

No lo sé.

¿Cuántas empresas se han interesado?

A nosotros nos llegaron algunas, pero no sé cuántas al Ayuntamiento. Y hay que tener en cuenta que la zona franca no interesa a todas las empresas, sólo a aquellas que exporten a terceros países y que hagan manufactura. Ojo, que exporte y que también haga el producto. La zona franca hay que ponerla en su sitio. No es el Puerto, porque el Puerto es mucho más. Suma y vamos a estar ahí, de hecho lo hemos puesto casi todo, pero no lo es todo.

¿Es un proyecto más político que empresarial?

Desde luego nosotros velaremos por que sea un proyecto empresarial. Para el Puerto de Sevilla no tiene sentido que no sea empresarial. No estamos aquí para hacer política, sino para propiciar que el tejido empresarial, industrial, vaya cada vez más arriba. Nuestras ideas políticas son las del I+D+i, las de reindustrialización y de logística, las de temas puerto-ciudad y de compatibilidad entre crecimiento y sostenibilidad. Otros temas no nos interesan. Colocarse medallas por colocárselas no nos interesa a nosotros. Sí creo que con este proyecto podemos hacer algo rentable para Sevilla y Andalucía.

 

Fuente: el correo de Andalucía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *