Atraca el barco que había encallado en Trebujena

Aparte de la superficie que ocupará, más de 72 hectáreas, y el volumen de facturación, en torno al millón de euros al año, pocos datos han trascendido de la nueva zona franca fluvial de Sevilla.

Según ha podido saber ABC estará entre la esclusa y la nueva, contará con un espacio que ya tiene industrias y una gran area por desarrollar:partirá de la zona ocupada por los antiguos astilleros hasta la carretera de la esclusa, por la zona que hoy ocupan empresas como Jannone, Inabensa Fotovoltaica o Sevitrade.

Luego, se extiende camino hacia el sur, sin llegar hasta la nueva esclusa, por un espacio que tiene instalaciones básicas pero que se desarrollará urbanísticamente según las necesidades de las empresas que se ubiquen en ella. Entre estas estarían las ya mencionadas Renault y Airbus, pero también otras empresas de importancia que han mostrado su interés por estar en el lugar.

La mayoría de las empresas que conformarán esa zona franca estarán, pues, muy relacionadas con la industria sevillana y centrada en favorecer su expansión a través de sus exportaciones e importaciones, no en vano Sevilla está incluida dentro del corredor intraeuropeo de transporte; este hecho, que sus principales «clientes» vayan a ser empresas ya radicadas en la provincia, es una de las principales diferencias con la zona franca de Cádiz más centrada en cuestiones urbanísticas y participaciones en empresas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *