Algunos datos sobre el Río Guadalquivir

Como otras grandes urbes, Sevilla debe su origen a su magnífica posición junto a un gran río, el Guadalquivir, constituyendo un cruce de vías naturales de comunicación: las que enlazan el interior de Andalucía con las llanuras costeras y con las rutas del mar. Recibe las aguas del Genil, el Gorbones y el Guadaira, por las izquierda, y las de las riberas de Huéznar, Viar, Huelva con la Cala y el Guadiamar por la derecha.

El Guadalquivir siempre ha sido el verdadero motor de Sevilla. El primitivo río Tartessos, que los romanos llamaron Betis y los árabes wadi al-kabir (“río grande”), de donde procede su nombre actual, nace a 1600 metros de altura, en la jiennense Sierra de Cazorla, y recorre 590 km. de tierras andaluzas hasta llegar a la costa atlántica. Este río acoge al único puerto fluvial de España, situado a 80 kilómetros del Atlántico y muy cerca del Mediterráneo, con una canal navegable de unos 80 m. de anchura y 6,5 m de profundidad mínima en bajamar, en la actualidad.

La entrada discurre entre Sanlúcar de Barrameda y el Parque Nacional de Doñana -reserva natural más importante de Europa- y está acotada por una esclusa con las siguientes dimensiones:

Dimensiones (esclusa actual)

Eslora

200 m. puertas cerradas. Sin límite puertas abiertas.

Manga

24,36 m.

Calado

8 m.

Calado aéreo

42 m.

Régimen de vientos

En la barra

Reinante y Dominante: ESE

En el Puerto

Reinante y Dominante: SW

En el interior del puerto

no existen mareas

Dimensiones esclusa en construcción

Eslora

252 m. (830 feet) con puertas interiores y 315 m. con puertas exteriores.

Manga

40 m. (131 feet)

Calado

12 m.

fuente: www.sevilla.org

sevitrade_sevilla-29

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *